viernes, 2 de enero de 2009

Había una vez....

Hoy me puse a recordar mi niñez.

Y esos días en que las tardes eran la oportunidad para descubrir algo nuevo.

La oportunidad para perderme en el enorme patio de mi abuela buscando mariquitas, frutillas silvestres, o subirme en la higuera a ver si los higos ya estaban maduros.

Eran tardes de patines y muñecas ,de comiditas de barro y tortitas de yeso que después se negaban a ser desmoldadas!!

Tardes de siestas forzadas o de sueños tibios sobre una mantita vieja a la sombra del manzano

Iba a una escuela muy cercana a casa de mi abuela así que mientras mis padres trabajaban todo el día yo era cuidada por mi abu y mis tíos

Como mi mamá salia a trabajar muuuy temprano nos teníamos que despertar y salir hacia casa de mi abuela.Era muy pero muy temprano, así que mi día comenzaba caminando dormida por las calles

De esas caminatas recuerdo el olor a masas dulces que despedían las panaderías que ya tenían listo el pan del día y esos cielos aun oscuros repletos de estrellas que brillaban una ultima vez antes que el sol las mande a dormir.

Mi abuelita nos recibía ya despierta, lista para darnos el desayuno y arreglarnos para la escuela

Ella me peinaba mi entonces larga melena, y hacia una par de colitas, mientras yo soportaba los tirones de pelo, pero ella insistía hasta quedaba perfectamente lisito.

Por las tardes hacia las tareas con mis tías, y luego ya era libre para jugar en la galería o tomar unos mates con mi abu mientras escuchábamos las radios-novelas que una emisora local trasmitía.

Hoy extraño esa casa, esas tardes, esa despreocupada libertad....

Extraño esos sueños de niña, esas pequeñas a venturas juntando bichos bolita, o arrancando los pétalos a los geranios para acomodarlos en mis manos y sentirme una grande con las uñas pintadas........

Tiempo después cuando ya iba al secundario un día de visitando a mi abu, me di cuenta de que en realidad el jardín era chico, y me alegré de ver que a mis ojos de niña, eso era un bosque donde yo todas las tardes podía soñar.



Ustedes que aventuras tenían cuando niños??....me cuentan alguna?

22 comentarios:

Me drogo y vengo dijo...

yo buscaba tréboles de 5 hojas.
y los encontraba.

así quedé.

ladyjojo dijo...

amaba ir al castillito del playon del country...

ahora voy, pero nomas a hamacarme ja

killer queen dijo...

ME DROGO..: que suertudo!! :D
Yo tambien los buscaba!! pero no encontre ninguno!! :(

LADY: tenias castillito!!chaaaaa!!
que lindo!!!

berenderrapando dijo...

yo era una inquieta bárbaraaa, corría por las medianeras hechas de una sola hilera de ladrillos, con eso creo que dije todo, no ???

killer, veo que sacaste esas verificaciones que tanto te atormentaban, este 2009 viene prometedor...

Laperraseescapó dijo...

Ayyy Killer, cuánta nostalgia me hiciste sentir!!!
Acordarme de los findes en casa de mis abus, perderme en ese patio con aroma a jazmines, que es cierto, parecía ser gigante para una tan chiquita.
Las siestas forzadas jajajjaja, en las que con mis primos no parabamos de jugar. Tengo una cicatríz en la muñeca que siempre me las recuerda...

Etienne dijo...

Te cuento una cortita: a veces nos ibamos a dormir con mi hermano a la casa de una tía nacida en francia y que le encantaba el jugo de pomelo, tenía una caramelera siempre llena y un patio con un nogal enooooorme. Y en la piecita donde dormiamos, en el reverso de la puerta habia un mapa rutero de la argentina que yo siempre miraba. Esas cosas siempre quedan guardaditas en el corazón.!!!
Besos Reina!!

Alelu dijo...

Recuerdos miles..."ayudarle" (estorbar) en el jardín a mi abuela, escaparnos a la siesta para hacer carreras de barquitos en la acequia (por ese entonces corria agua y estaban limpias) en las tardecitas de febrero haciamos coronitas con flores y hojas de parra y jugabamos a ser "La reina de la Vendimia" (ganabamos una vez cada una para evitar peleas)
Gracias por hacerme recordar cosas tan lindas

AnDy dijo...

Me hiciste sentir esa cosa rara que siento cuando me acuerdo de mis abuelos. Esa impotencia de no poder volver el tiempo atràs, para poder abrazarlos, para sentir el olor de mi abuela, para entrar nuevamente a su casa, para que mi abuelo me dè un vaso de vino sin que se entere mi vieja. Se me hace un nudo en la garganta y me viene una angustia terrible de anhelo de volver atràs.
Besitos.

killer queen dijo...

BEREN: Hola!!volviste!!:D.
Estoy segura que vos eras un chanquito inquieto!!
Besos nena!! y ya me doy una vuelta por tu blog a ver que contas!!

lA PERRA: yo jugaba solita!!, :(
Deben haber sido re divertidas las correrias con tus primos!! :D

ETIENNE: viste como quedan recuerdos casi sin querer,...esos pequeños detalles que no se van y significan tanto!!

killer queen dijo...

ALELU: La reina dela Vendimia!!jaja que linndo!!. Yo soñaba con ser la reina de los estudiantes!!!:D
Ya de chiquita queria una corona!!jajajja
Igual vos viviste mucho mas rodeada de verde que yo!!yo solo podía jugar en la asequia cuando iba a la finquita que tienen mis abuelos en el campo.

ANDY: tenés unos recuerdos hermosos!! y ese dolorcito que te nace en el pecho es porque extrañas una parte muy linda de tu vida, pero al menos sabés que tuviste la suerte de vivirla! :D

Me hiciste acordar del perfume de mi abuela!! era una botellita preciosa que yo siempre agarraba de su sómoda para ponerme un poquito.

Diego dijo...

Mis más grandes aventuras transcurrieron entre las piedras y los helechos de la sierra La Barrosa: caminatas, campamentos, cacerías, y otras cosas que por decoro no menciono. Pero no está todo atrás, sigo yendo de tanto en tanto para sumar recuerdos, lo importante es nunca dejar de crearlos.
¡Saludos!

(¿Te gusta Horacio Quiroga?)

killer queen dijo...

DIEGO: hola!!:D
que bueno que aún te des una vuelta por tus sierras y sigas disfrutandolas!!
Y sí me encanta Horacio Quiroga!!
"Cuentos de la selva" era mi libro preferido de chiquita!!:D
Y el "Almohadón de Plumas" me aterrorizaba!! :S

Blonda dijo...

Lo que más recuerdo es la casa de mis abuelos en Villa Ballester.
Si cierro los ojos recuerdo cada rincón.Me encantaba jugar a la búsqueda del tesoro, porque tenia un jardin muy grande.Hacia tortitas de arena, y vendia postales (sólo una,je) hechas con petalos de flores.

Cuantos recuerdos, Dios mio, pensar que pasó tanto tiempo, no?

Beso enorme y gracias por obligarme a recordar con tu pregunta.=)

killer queen dijo...

BLONDA: si te hice recordar cosas lindas me alegro!!, ...

Vos eras otra que dejaba sin flores el jardín?! jajaja

Y si pasó mucho tiempo y demaciado rapido...uno es muy chico para darse cuenta de que esos años son preciosos!

Allek dijo...

bonito sitio..
feliz 2 mil 9..
mucha tinta.. y paz-ciencia!!!

Alelu dijo...

Mi reina, si mucho verde, y mis delirios de nobleza, eran fomentados por mi tía Naty para quien siempre fui su princesa...jaja.
Yo también era de las ladronas de jardines, mi abuela vivía retandome por cortar sus flores...me acuerdo una vez creyó que estaba jugando al cementerio jajaja

Diego dijo...

Yo decía por el título de tu blog: hay un libro de Quiroga que se llama "Cuentos de amor, de locura y de muerte".

Liduvina dijo...

Yo tenía que esperar siempre a que termine la siesta para poder salir a jugar con mi mejor amiga

Pero soy hija única y siempre me divertí mucho conmigo misma :s

killer queen dijo...

ALLEK: gracias! :D

ALELU: pobres jardines!!jajaja La tía Naty trabajando sobre tu auto estima!! :D

DIEGO: sip, es por ese libro! :)

LIDUVINA: las madres y abuelas no entendían que una era joven!! y que no nos hacia falta dormir la siesta!!
Yo nunca fui muy energica, así que mis juegos mas lindos eran los que hacia solita y metida en mi imaginación :D

Feminoides dijo...

Que nostalgia pucha. Yo me acuerdo de mi abuela materna y de su casa en cada detalle. Ella tenía dolores de espalda fuertísimos debido a sus problemas cardíacos y sus respectivas millones de operaciones en él. Pero me encantaba llegar y correr por ese pasillo largo que daba a su puerta porque ella estaba esperandome agachada con los brazos abiertos... (oia! en el fondo mi morrón podrido late). PFf me hiciste acordar de que soy sensible carajo!

Carlos Miceli dijo...

De chico, en la casa de mis abuelos en La Rioja, con mis primos (todavía no tenía hermanos) nos ibamos al fondo y nos trepábamos arriba de una parrilla que había, y jugábamos a que era un fuerte, una nave espacial, etc.

Uno a veces no se da cuenta lo afortunado que fue de ser chico en una época pre-tecnológica...

Por cierto, ya te estoy siguiendo, aplaudo tu escritura. Placentera, sencilla y elocuente.

Saludos

killer queen dijo...

FEM: si lo dejás latir, el pimiento podrido capaz que se mejora!
Hubo un tiempo en que todos fuimos felices!.....

CARLOS MICELI:hola y gracias!!

Siii, totalmente!! o jugar con una caja imaginando mi castillo!!
Eso era dicha carajo!!!